sábado, 20 de junio de 2015

Arquitectura residencial II

Los muros de un rabioso naranja, que en las primeras horas de la mañana destacan poderosamente sobre el profundo azul del cielo veraniego, son la seña de identidad de este edificio.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.