jueves, 2 de febrero de 2017

Incursión en la sacristía

Finalizada la misa, una rápida incursión en la sacristía me permitió, en apenas 20 segundos, tirar esta foto antes de que las puertas me fueran cerradas sin miramiento alguno. Normal, era día de fiesta y la hora del vermú, y nadie, que yo sepa, está obligado a soportar a un fotógrafo plasta que con el tiempo va perdiendo la vergüenza y colándose donde puede y cuando le dejan. A pesar de la precipitación, no me disgusta esta toma donde parece captada esa luz tan especial que reinaba en la estancia y donde se refleja la belleza, un punto decadente,  que la hace delicadamente atractiva.  En lugares como estos se echan de menos permisos, tiempo y el trípode. Algún día, tal vez. Se trata de la sacristía de la Iglesia de los Santos Juanes en Nava del Rey, cuyo exterior mostraba en la entrada anterior.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.