martes, 6 de diciembre de 2016

Píldoras compositivas - Toma 6ª

Entender y manejar la luz es fundamental para sacar el máximo partido a nuestras imágenes. Una de las muchas clasificaciones que se hacen de la luz hace referencia a su dirección. Y según dicha clasificación, la luz que incide sobre el sujeto principal por su parte trasera o, lo que es lo mismo, que incide frontalmente en el objetivo de la cámara, es denominada luz de contra o contraluz. De entre sus muchas utilidades, esta fotografía viene a ilustrar su capacidad para reproducir con indiscutible belleza objetos translúcidos tales como los líquidos, el humo o la vegetación, para los que resulta una iluminación ideal, en especial si la acompañamos de un fondo oscuro y neutro. Datos técnicos: Nikon D700, Objetivo Nikkor 70-300 f/4,5-5,6 VR a 300 mm. ISO 200. f/5,6 a 1/320 s. Procesada con ACR + Photoshop CC.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.