viernes, 22 de abril de 2016

Santa María de la Piscina

En un pequeño altozano, dominando el valle del Ebro a su paso por la Rioja Alta y protegida al norte por la Sierra Cantabria, se alza esta armoniosa y bella iglesia románica, considerada como la mejor conservada de La Rioja. Construída en el siglo XII junto a una necrópolis con tumbas antropomorfas del siglo X, el lugar constituye un conjunto histórico y arquitectónico singular. Si visitáis La Rioja, no os lo perdáis, que no sólo de vino vive el hombre.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.