jueves, 13 de agosto de 2015

En la Puerta del Sol

Autóctonos, turistas, vendedores de lotería, compradores de oro, policías, carteristas, adolescentes, trileros, pedigüeños, prostitutas, borrachos, chonis, marujas, yupies, frikies y todo un muestrario de naturaleza humana concentrado en esta famosísima plaza madrileña. Se pueden pasar horas observando sin llegar nunca a aburrirse. Madrid, en estado puro. También mimos y esculturas vivientes. Tras merodear por su territorio, el efecto cámara funcionó y "predator" me prestó la atención debida. Objetivo conseguido. Y gratis, que uno tiene sus principios.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.