sábado, 27 de septiembre de 2014

Sevilla en agosto

Bajo la canícula del verano ofrece una estampa de cielos profundamente azules y luminosidad a raudales. Eso sí, para recorrerla busca la sombra. Y eso que los autóctonos decían que este año estaba siendo fresquito. Pues cómo será cuando la caló apriete de verdad...


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.