miércoles, 1 de enero de 2014

2014

Que no se quede en un deseo vacío fruto de la costumbre. Que sea más bien un grito desesperado que atraiga un poco de la fortuna que en el año que acaba nos ha sido negada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.