jueves, 29 de agosto de 2013

Un placer

El vino, tinto, protagonista absoluto de la Ribeira Sacra. Obtenido a partir del fruto de viñedos situados en las escarpadas y pizarrosas laderas de los ríos Miño y Sil (uvas de la variedad mencía y, en menor medida, de la felizmente recuperada merenzao), donde la pobreza del terreno y un clima idóneo dan como resultado cosechas escasas pero de gran calidad. Afortunadamente he podido disfrutarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.